Paramount

now browsing by tag

 
 

Jerry Bruckheimer tras dejar Disney coquetea con la Paramount

“El Llanero solitario” (2013) ha terminado con un idilio de dos décadas. El productor Jerry Bruckheimer y Walt Disney no volverán a trabajar juntos de nuevo, al menos por el momento. Y parece que su próxima conquista será la Paramount.

El hecho que la película protagonizada por Armie Hammer y Johnny Depp tan sólo recaudase en todo el mundo 90 millones de dólares después de costar 215 millones provocó el pasado mes de septiembre que se rompiese una relación que empezó en 1995 con “Marea Roja” y ha dado frutos tan buenos en taquilla como “La Roca” (1996), “Armageddon” (1998) o la saga de “Piratas del Caribe”.

El primer traspiés fue en 2010 con la adaptación cinematográfica del videojuego “El Príncipe de Persia”. Pero es que el mismo año también fue un fracaso “El aprendiz de brujo”. La Disney le perdonó. Sin embargo, al año siguiente la cuarta parte de la saga más marítima de los últimos tiempos, “Piratas del caribe: En mareas misteriosas” recaudó diez millones menos de lo que costó volviendo los malos humos. Y claro, cuando esa cosa tan larga y con tan poca gracia como es “El Llanero solitario” no la vio nadie, según sus expectativas, la compañía del ratón Mickey no aguanto más y el pasado mes de septiembre no renovó su contrato con Bruckheimer.

JERRY--644x362

Bruckheimer en el rodaje de “Pearl Harbour” (2001)

Ahora éste está tanteando como su nuevo estudio a la Paramount, lugar donde está Michael Bay, uno de sus directores fetiche, dirigiendo con éxito la franquicia de “Transformers” y donde tuvo sus primeros éxitos en la década de los ochenta como “Flashdance” (1983), “Superdetective en Hollywood” (1984) o “Top Gun” (1986).

 Al bueno de Jerry aún le quedan por estrenar con Disney una película de acción con Eric Bana y Olivia Munn titulada “Beware the night” (2014) y un año más tarde la nueva secuela de los piratas. Como donde hubo fuego siempre quedan cenizas, quién sabe si éstas son éxitos de taquilla volverán a tontear. Los dólares dirán.