Robocop 2 y Robocop 3: la fallida y la desastrosa

Visto el éxito que tuvo “Robocop” (1987), su productora, Orion, no tardó en ponerse con su segunda parte. El director de su predecesora, Paul Verhoeven, estaba inmerso en el rodaje de “Desafío Total” (1990), por lo que se eligió a Irvin Kershner (El imperio contraataca, 1980) como su sustituto. Frank Miller, muy bien considerado tras la novela gráfica “Batman: el regreso del señor de la noche” (1986), fue el encargado de hacer el guión original. Se incrementó el presupuesto a 35 millones de dólares, más del doble de la primera. Los actores principales Peter Weller, Nancy Allen, Dan O´Herlihy volvieron a representar sus papeles. Todo apuntaba a que “Robocop 2” (1990) iba a ser la secuela perfecta. Sin embargo, su resultado no fue el esperado.

 

936full-robocop-2-poster

 

Uno de los guionistas de la primera parte, Edward Neumeier, tenía escrito un borrador para “Robocop 2”, pero coincidió con una huelga de guionistas en Hollywood y se apartó del proyecto. Se tanteó a Alan Moore (Watchmen, 2009), pero fue otro compañero del mundo del cómic, Frank Miller, el elegido. Una vez presentado el guión, Orion dijo que eso era incapaz de filmarse y posteriormente se procedió a reescribirse. En 2003 se comenzó a editar un cómic basado en el guión que realizó Miller y se puede comprobar que cualquier parecido de la película con éste es pura casualidad.

 

Cómic de Frank Miller.

Cómic de Frank Miller.

El argumento de “Robocop 2” vuelve a una Detroit sumida en el caos debido a la huelga del Cuerpo de Policía y a la proliferación de un droga, denominada Nuke, que vende un sujeto llamado Caín. La OCP quiere seguir haciendo negocio con la seguridad y le quiere buscar un sustituto a Robocop. Y será Caín convertido en un cyborg.

En el guión original de Frank Miller, según su cómic, no hace referencia alguna a la droga, a Caín y al resto de maleantes que le acompañan, sin embargo sí hace aparición el sustituto de Robobop. También hay otras cosas que se quedaron en el tintero y se utilizaron más adelante, pero eso lo contaré unas líneas más abajo.

Caín, en plena acción, pretender ser el sustituto de Robocop.

Caín, en plena acción, pretender ser el sustituto de Robocop.

 

Sólo hace falta ver la película para comprobar que el guión fue reescrito hasta la saciedad. Para colmo el protagonista de la misma parece que son más los traficantes, a los cuales se les presta más a atención, que el propio Robocop. Y para más inri, uno de los personajes principales de los malhechores es un niño, tremendamente repelente, que no hay por dónde cogerlo. Durante el rodaje Peter Weller se empezó a cansar del traje y una vez estrenada la película comprobó que se habían eliminado algunas escenas que hacían más humano al personaje, hecho que le molestó. Nancy Allen, la agente Lewis, tampoco terminó muy contenta con el trabajo final.

 

El mencionado niño repelente.

El mencionado niño repelente.

 

Y hubo más cambios. Si la anterior se rodó en Dallas, su secuela lo hizo en otra ciudad del estado de Texas, Houston. La armadura de Robocop se hizo más azul, como tenía pensando hacerse en un principio en el proyecto de la primera parte. En el apartado musical, Basil Poledouris no pudo realizar la banda sonora por lo que fue sustituido por Leonard Rosenman. Éste creo una partitura que aunque se asemejaba al tono que tuvo su antecesora, no usó el tema el cual todo el público asimilaba al cyborg, hecho que disgustó a los aficionados al quitarle una de sus señas de identidad. Creo que es una BSO que está bien, pero no llega al nivel de la de Poledouris.

 

BSO de Leonard Rosenman.

BSO de Leonard Rosenman.

La película recaudó 45 millones de dólares en EEUU, un éxito pasable, pero se convirtió en una de las películas más alquiladas en VHS en 1990 y 1991. Esto provocó que apenas unos meses después ya se empezase a hablar de una nueva secuela. “Robocop 2” no es tan mala como pudiera parecer, por ejemplo mejoran los efectos especiales, pero se nota que no tiene guión y perdió mucho de ese toque crítico que le dio Verhoeven a la primera parte.

Valoración 6.5 / 10

Lo mejor: La trama de las drogas.

Lo peor: Su guión y que no centra en el personaje principal

 

Y ROBOCOP VUELA

 

Orion, rápidamente, se puso manos a la obra con “Robocop 3”. Para ello volvió Fran Miller con el guión y utilizó algunas ideas desechadas de la anterior secuela como es la presencia de esa niña que con un ordenador es capaz de hacer cualquier cosa. Miller siente predilección por Japón, una meuestra es el cómic en el que se basa “Lobezno Inmortal” (2013) que se ambienta en el país nipón. Por ello, en la tercera entrega del policía mitad hombre, mitad máquina, la OCP es adquirida por una empresa japonesa. Luego contaré una consecuencia de esta aparición del País del Sol Naciente.

 

Póster de "Robocop 3"

Póster de «Robocop 3»

 

El encargado de sentarse en la silla del director fue Fred Dekker. Éste tuvo una prometedora carrera a mediados de los ochenta cuando hizo «House, una casa alucinante» (1986), “El terror llama a su puerta” (1986) y “Una pandilla alucinante”, tres comedias de terror de serie B muy interesantes y que hoy están consideradas de culto. He hablado en pasado porque tales fueron los palos que le dieron por “Robocop 3” que nunca más volvió a dirigir, aunque años más tarde se convirtió en productor de la serie de televisión “Enterprise”.

 

La muy disfrutable "El terror llama a su puerta".

La muy disfrutable «El terror llama a su puerta».

 

Peter Weller, se fue a rodar “El almuerzo desnudo” (1991) en vez de ponerse el pesado traje de Robocop. Quien sí lo hizo fue Robert John Burke, una actor que este fue su primer gran papel y que luego ha sido muy habitual en el género televisivo participando en series como “Rescue me”, “Person of interest” o la carcelaria “Oz”, por cierto, muy interesante y que Canal + dejó sin terminar. Nancy Allen señaló que repetiría como la agente Lewis, pero si la mataban al principio. Deseo que le concedieron. Allen, Robert Doqui, Felton Perry y Mario Machado son los únicos cuatro actores del elenco que están en las tres películas, ya que Dan O’Herlihy, presidente de la OCP, fue sustituido por Rip Torn. Cabe destacar el fichaje de Mako, como el responsable de la compañía nipona que se hace cargo de la empresa que crea a Robocop y la presencia de los hoy mucho más conocidos Bradley Whitford y CCH Pounder.

 

Robert John Burke con la niña informática.

Robert John Burke con la niña informática.

 

En cuanto al argumento de la película es el siguiente: la OCP está muy mal económicamente y necesita poner en marcha su proyecto de crear Delta City, una nueva ciudad. Así que crea una serie de agentes de seguridad, que denomina rehabilitadores urbanos, para que desalojen los edificios donde se pretende realizar la nueva construcción. La cosa es que los susodichos rehabilitadores no son trigo limpio y Robocop ajusta las cuentas.

Empecemos por las calamidades. En primer lugar, el personaje de la niña que infantiliza la película, de hecho, es la única de la saga que no está recomendada para menores de 18 años, es decir, que tiene menos violencia. El presupuesto de la película fue de 22 millones de dólares, menos que su antecesora, y eso se nota porque tiene un aspecto televisivo que clama al cielo. Y hablando de cielo, Robocop vuela. Sí, tiene una especie de jetpack y el cyborg se pega su viajecito surcando es la escena más lamentable de la trilogía. Al final, como antes hacía mención, hay un personaje que es un cyborg japones cuyos efectos especiales son realmente malos.

 

Robocop volando con unos nefeastos efectos especiales.

Robocop volando con unos nefeastos efectos especiales.

 

El susodicho ninja

El susodicho ninja

 

Todo este despropósito estuvo motivado porque su productora, la Orion, quebró. La película finalizada en 1991, no se estrenó hasta 1993. Y no recaudó ni la mitad de lo que costó y esta vez no se produjo el efecto videoclub. Para la banda sonora regresó Basil Poledouris y volvió a escucharse el tema emblemático de Robocop. Aún así la BSO es de piloto automático, no se esmeró mucho en hacerla.

El lamentable periplo siguió en 1994 con una serie de televisión de corte familiar que duró una única temporada y que aquí emitió Telecinco y ya en el año 2000, una miniserie llamada “Robocop: Prime Directives” que es algo mejor y se queda en mala.

 

 

Robocop ha sido un gran personaje que no ha tenido la suerte necesaria para convertirse es uno de los grandes. Ahora con el remake que se ha estrenado parece que la cosa no es mejor que la original, pero no es desastrosa como sus secuelas. Lo ideal sería que Paul Verhoeven dirigiese una nueva parte. Con los medios que hay actualmente podría salir algo muy bueno. Pero no todos los sueños se cumplen.

 

Valoración 2 /10

Lo mejor: Que poca gente la ha visto.

Lo peor: No hay por donde cogerla.

 

 

 

5 Comments to Robocop 2 y Robocop 3: la fallida y la desastrosa

  1. barechu dice:

    El concepto de Robocop es Frankestein y el de Terminator es el concepto de Shane, o como se llamó en España, Raíces Profundas. Es por ello que Robocop siempre será nostalgia noventera al lado de un Terminator que guarda una filosofía mas compleja. Por cierto, Robocop 3 es la que guarda mas similitud con Terminator 2.

    • Edward Murphy dice:

      Mm mm…. No tienes ni idea de lo que estás hablando.. Terminator 2 y Robocop 3 es como comparar un plato para comer con un disco de vinyl… Lo único similar será que son ciencia ficción.. Robocop distopía y la otra la paradojas de los viajes en el tiempo y el eterno cuento del juicio final… obvio que la profundidad en tema filosófico hombre/máquina es más complejo en robocop, tomando en cuenta la crítica al capitalismo salvaje y mostrando la postura de un director que coquetea con la izquierda… Y como las corporaciones son retratadas y llevadas al extremo cuando se apoderan del humano, no en sentido figurativo sino literal tomando el cuerpo, destruyendo sus derechos para convertirlo en un producto: robocop. Vuelve a verlas para que entiendas más..

  2. Mad Max dice:

    Eso de que en Robocop2 no hay crítica social, pero si la peli entera es crítica social explícita¡¡ Una empresa que compra la ciudad mientras un alcalde de forma patética intenta recaudar dinero con un telemaraton para pagar la deuda, es buenísimo y luego los que quieren pagar son los traficantes, jeje. Robocop 2 es genial. La gran diferencia con la primera parte es que en ésta la crítica es algo más sutil y elegante (más bien sátira) y en la 2 es a lo bestia. Todo en general es a lo bestia como la pelea final contra Caín. Se pierde la épica de la 1, eso sí.

    Otro punto a favor de la 2, para mí, es el villano Caín, una propuesta muy interesante con ese punto mesiánico que tiene. En realidad no queda tan sublime como el Clarence de la 1, que es un malo de manual pero al menos intentan hacer algo original y no queda mal del todo.

    La 3, bueno sólo decir que el argumento es interesante, pero entre que quisieron hacer que toda la familia fuese al cine y lo inverosímil de algunas escenas unido a un menor presupuesto se quedó en algo fallido.

    Lo de la serie aquella, para mi ya no es Robocop.

  3. Raul dice:

    Compraría robocop 3 por 1 dollar.

  4. Juan carlos dice:

    La 1 excelente, la 2 Masó menos pero la 3 es mala con ganas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *